México desperdicia ventaja y cae en su debut en el Clásico Mundial de Beisbol

Se suponía que la fortaleza mexicana eran sus brazos y que el bateo sería escaso.

Pero este jueves, el pitcheo Grandes Ligas de la selección mexicana de béisbol exhibió la peor parte, desde el abridor hasta el cerrador en el juego inaugural del Clásico Mundial de Beisbol, en el estadio de los Charros de Jalisco.

Yovani Gallardo, Fernando Salas, Roberto Osuna y Óliver Pérez -tres brazos ligamayoristas- dejaron atrás por completo a México que se quedó tendido en la novena entrada con un rally de cinco carreras de Italia, que ganó 10-9.

Pareció una copia al carbón de lo sucedido en el primer juego del Clásico Mundial cuando Italia también dejó tendido a los mexicanos en el último episodio.

Y ni los bates calientes de Sebastián Elizalde, Esteban Quiroz, Japhet Amador y Luis “Cochito” Cruz pudieron rescatar a Gallardo, Salas y Osuna esta noche.

Gallardo aceptó tres cuadrangulares entre cuatro imparables; ponchó a cinco en cuatro entradas completas, en las que requirió 57 pitcheadas.

Peor aún, el lanzador mexicano de los Marineros de Seattle dilapidó en dos ocasiones ventajas que parecían cómodas para transitar el partido sin mayores preocupaciones para México.

Para su fortuna, México volvió a la cargada en la apertura del quinto episodio con tres anotaciones, incluidas dos empujadas por Cruz con doblete.

Al final salió con el partido empatado 4-4, para que llegara Fernando Salas a tirar la quinta entrada y en su primer bateador permitió cuadrangular; el siguiente pegó doblete y el manager Édgar González no se tardó en ir a sacarlo del encuentro.

Vidal Nuño relevó a Salas y sacó los tres outs para evitar mayores daños italianos. Siguieron sin daños los relevistas Carlos Torres, Joakim Soria y Sergio Romo.

El taponero de los Toronto Blue Jays, Roberto Osuna, se metió en problemas en el noveno capítulo, cuando recibió dos carreras y tuvo que abandonar el juego dejando la casa llena, sin sacar out.

Siguió Pérez quien tampoco pudo terminar el juego. Permitió los dos imparables que coronaron la reacción italiana.

El pítcher ganador fue Jordan Romano en un capítulo de trabajo; el perdedor fue Osuna, quien fue el responsable de las cinco carreras italianas del final, resultantes de tres hits.

La ofensiva mexicana conectó 13 imparables, pero entre Gallardo, Salas, Osuna y Pérez aceptaron 11 de los 12 hits de los italianos.

Por México, Quiroz abrió el partido con cuadrangular y después conectó doblete; produjo dos carreras y anotó el mismo número; Cruz empujó otro par. Amador pegó cuadrangular solitario, mientras que Efrén Navarro y el prospecto de los Dodgers Alex Verdugo conectó para de imparables con carrera anotada.

México enfrentará a Puerto Rico el sábado e Italia a Venezuela ese mismo día, en la segunda jornada del Grupo D.

Este viernes, el estadio de los Charros recibirá el patido entre Venezuela y Puerto Rico; debut de ambos en el torneo.

 

Fuente: ESPN

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*